dilluns, 19 de març de 2018

Tornen els microrelats.

SOLEDAD
Me sentía solo, cada día más. Pero un día llegasteis vosotros y lo cambiasteis todo.

Monotu



SOLA EN CASA.

Estoy sola, en casa, una noche de diluvio, mis padres han salido a cenar justo antes de que saltara el diferencial. Al bajar al sótano, para volver a subirlo, lo veo; veo una sombra fuera de mi casa, un hombre alto y calvo. Subo a mi habitación enseguida y me escondo en el armario. Hasta que oigo que tocan la puerta: toc,toc,toc.
¡oh, dios mío! no hay cobertura en casa,¿  y ahora cómo llamo a la policía? TOC,TOC,TOC. Vamos Cloe sé Valiente y baja. Con la linterna del móvil en una mano y una figurita de Bob Esponja en la otra, me armo de valor y bajo al recibidor.
-¿ Qu-qu-quién es?
-Cloe, ¡soy yo!
-¿Papá?
-Sí, me he dejado la cartera con todo dentro¿porqué llevas esa figura del Macdonalds en la mano?

              ATABEY.


John

   Como cada día me despertaba.
   -Hola, amor -decía mi esposa.
   -Hola, cielo -contestaba.
   Sonriente iba su lado para coger su anillo de bodas.
   Besaba el anillo y lo devolvía a su sitio.
   Caminaba hasta otra habitación y encendía la luz.
   -Hola, papá -decía mi hija.
   -Hola, angelito -contestaba.
   Iba a su cama para coger su peluche favorito.
   Besaba el peluche, y lo devolvía a su sitio.
   A la hora de trabajar subía al coche e intentaba arrancarlo, pero no podía, no aún.
   Bajaba y me dirigía a la casa del lado
   -Hola, john -decía.
   -Hola, ¿Podrías llevarme? Mi coche está averiado -mentía, como siempre.
   -Claro -decía sabiendo la verdad.
   En la cena servía la comida para tres en silencio.
   Como cada noche, iba a mi habitación y me tumbaba.
   Me preparé para mis buenas noches pero, mi móvil cayó al suelo. Al levantarme lo pisé rompiendo lo.
    Las lágrimas desbordadas por mis mejillas dejando paso a la ira.
   Subí al coche... conduje, después de meses intentándolo. A toda velocidad recorrí la carretera para luego frenar en medio de ella.
   Bajé desolado y miré el lugar.
   Aquel fue el último lugar donde ví a mi esposa y a mi hija.

                                                                                                                  Rey

Destino

Agente Carlos
Corrí por las calles a toda velocidad con el bolso que unos hombres deseaban por motivos que desconocía, pero si algo sabía es que no podía dejar que cayera en sus manos por el importante contenido que tenía.
    Salté por encima de un increíble barranco con un súper-salto y me giré. Aún me seguían, y la misión de devolver el bolso a su propietaria se complicaba. Corrí a toda velocidad y vi a la dueña.
    -¡¡¡SEÑORA!!! -grité.
    La señora extrañada se giró y me miró con sorpresa.
    Le dí el bolso y salí corriendo a un lugar seguro.
Señora
    -A la plaza voy -le respondí
    -Es un buen lugar -comentó la camarera que ahora se alejaba.
    Me levanté y me dirigí a mi destino. Cansada pero feliz de llegar a la plaza oí un grito.
    -¡¡¡SEÑORA!!! -me giré extrañada y me sorprendí al ver a un niño corriendo hacia mí con mi bolso.
    Con brusquedad me lo entregó y se marchó.
    -¡Mamá! -gritó mi hijo que también corría hacia mí con su hermano-. Ese niño cogió tu bolso y pensamos que lo estaba robaba.
    -Sí, y yo casi me caigo por una alcantarilla abierta.

                                                                                                 Rey

           

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada